CONTACTA CON DEFENSOR DE LA ENFERMERA

UN POCO SOBRE MÍ

Mi foto
Enfermero. Abogado y Profesor de Derecho Sanitario y Bioética. Madrid. @defensor_enferme

sábado, 25 de octubre de 2014

LA ENFERMERÍA INVISIBLE HASTA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ... #ENFERMRIAVISIBLE

Cláusula de Exención Responsabilidad: Antes de leer este post quiero indicar:
a. Efectivamente el colectivo de las 250000 enfermeras realiza una ingente labor en el conjunto del SNS y en los centros sanitarios privados.
b. La Enfermería es un factor trascendental en el desarrollo del RD 1030/2006 de Cartera de Servicios del SNS.
c. Los cuidados y las diferentes dimensiones profesionales del mismo son esenciales para la atención sanitaria y la sanidad no se entiende sin el trabajo de las Enfermeras.
d. Este post es para reflexionar y evidenciar que pese a todo ese sustrato de compromiso profesional con los pacientes y las organizaciones sanitarias la visibilidad es tan reducida.
...............................................................................................................................................................
#EnfermeríaVisible: Una iniciativa a la que doy todo mi apoyo y espero que se mantenga en el tiempo y corrija situaciones de clara injusticia profesional.



Lo cierto que viendo la foto, y los titulares que describían una noticia sobre la curación de Teresa Romero, ha generado un profunda indignación en la Enfermería y en el resto de los profesionales sanitarios que la atienden, y por extensión al conjunto de los profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud (SNS). Es curioso advertir que pese a que el Estatuto Marco del Personal Sanitario de los Servicios de Salud y la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias establecen varias categorías profesionales, la realidad parece que demuestra otra cosa: los médicos y los otros...


¿Es un simple error esa rueda de prensa y la asistencia de sólo los cuatro médicos?


No es un error, esas comparecencias son planificadas y coordinadas de manera minuciosa y por lo tanto alguien decidió que la presencia de las enfermeras no era necesario; porque es posible que se le propusiera a alguna enfermera asistir, y esta dijera que no, pero incluso ante esta hipótesis la obligación de la Dirección-Gerencia-Jefe Servicio-Dirección de Enfermería hubiera sido elegir a otras enfermeras y demás miembros del equipo sanitario. Lo que sí es ilustrativa la foto de la no visibilidad de la Enfermería pese a haber jugado un rol fundamental en la atención de Teresa Romero.

En este punto es importante destacar el papel real que juegan las Direcciones de Enfermería en los centros sanitarios públicos y la autonomía de la que realmente gozan en las decisiones directivas.

¿ Son responsables los medios de comunicación?

Sin duda para mí no; la invisibilidad de la Enfermería es sólo imputable a nosotros mismo; la mecánica de trabajo de los periodistas es frenética, en precariedad laboral, con presión y no tienen tiempo para muchas reflexiones; mi experiencia personal con algunos medios de difusión nacional es que te suelen utilizar y prima cerrar la noticia cuanto antes. Y esa Rueda de Prensa seguramente genera un activo prurito en la Enfermería, pero para el resto de la sociedad es una foto neutra.

Lo cierto es que invisibilidad no es sinónimo de irrelevancia, y siempre será fundamental la enfermería pero corremos el riesgo de ser trabajadores estáticos en la cadena de producción sanitaria.


¿Por qué es invisible la #Enfermeria?

Lo es y mucho, y la culpable está en el propio colectivo de Enfermería y en nuestras Grandes Ausencias; quizás estamos muy cómodos en esa "cadena de producción sanitaria" y vemos desde la distancia los cambios sanitarios y somos conscientes de ello cuando en la "cadena de producción" debemos actuar de otra manera o debemos dar la misma calidad con recursos humanos y materiales. Y surge ya un estéril cabreo postdecisión política.

En donde no está la #Enfermería: en los Grandes Debates del SNS como financiación sanitaria, política de RRHH, gasto productos sanitarios y farmacia, colegiación, nuevos modelos de gestión sanitaria, en la profesionalización de la gestión sanitaria y ha estado ausente de grandes leyes como derechos de los pacientes, de los propios sanitarios, etc. Mi experiencia ha sido que la Enfermería como colectivo profesional ha estado ajeno, y ANTE GRANDES DEBATES Y GRANDES PROPUESTAS DE REFORMAS HAY QUE APORTAR REFLEXIONES Y DOCUMENTOS.

Nos falta además una gran sociedad/asociación que haya de Lobby presión en el Congreso; esa labor de lobby que otros colectivos lo saben hacer bien, haría condicionar los proyectos normativos. También es cierto que la representación corporativa de una profesión sanitaria tiene más abierta las puertas en la medida que tienes una amplia legitimidad, credibilidad y solvencia.

No estamos, y muchas veces en debates y charlas, oigo expresiones como estas:

- "Chema la Enfermería no sé por qué no está aquí"
- "El problema es de la Enfermería, si ella no se moviliza quién lo va a hacer".

¿Es pesimismo? No tengo una visión negativa,ni soy pesimista pero es importante reflexionar sobre el origen y la causa de muchas de nuestras deficiencias, y una de ella es la invisibilidad.


Miremos al Futuro con esperanza, pero analicemos el presente y más nuestro pasado; si no evaluamos nuestro pasado, seguro que nos lastrará en el futuro. Yo tengo un compromiso personal con la Enfermería sigo y seguiré luchando para que se abran puertas, si alguno quiere pasar esas puertas, quiere debatir, presentar propuestas ... sería un buen inicio.


Saludos a tod@s y todo mi apoyo a #EnfermeriaVisible


Chema Antequera Vinagre.
@defensordelaenfermera




domingo, 13 de julio de 2014

Sobre la polémica: La Enfermera como Directora Centro de Salud. La ley lo avalaría.





    He podido leer algunos artículos  como el de  Redación Médica El TS allana el camino para que sólo el médico pueda ser Director de Centro Salud y no he podido por menos que revisar las dos sentencias claves sobre el asunto.



   Así es, en las últimas semanas, y en base a la reciente Sentencia  Tribunal Supremo de 30 de mayo del 2014 se ha reavivado el debate si una enfermera puede o no puede dirigir un Centro de Salud; polémica que tuvo un entrante semanas previas por alguna declaración de representante sindical médico muy desafortunadas sobre el rol de las enfermeras en la dirección de las unidades de gestión clínica. No voy a entrar en esa polémica, sino que voy a centrar mi análisis en el contenido verdadero de la citada sentencia y también en la Sentencia del  Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 8 de noviembre del 2010 en la que se declaró nulo el artículo 9 del  Decreto 52/2010 sobre estructuras básicas sanitarias y directivas de Atención Primaria del Área Única de Salud de la Comunidad de Madrid

   Muchos han sido también los desafortunados titulares en la prensa sanitaria especializada porque todos confluían en señalar que el Tribunal Supremo ratificaba que la enfermera no podía ser directora de un Centro de Salud; pues la verdad cierta es que el Tribunal Supremo en ningún momento dice eso y tampoco  lo dice  el Tribunal Superior de Justicia de Madrid lo dijo taxativamente en el año 2010 sino incluso  vería ajustado a Derecho que una enfermera pueda se responsable de un Centro de Salud y de una unidad de gestión clínica.

    De ambas Sentencias se han biopsiados partes interesadas para reforzar el mensaje que ha calado: “la enfermera no puede dirigir un centro de salud porque no tiene ni la competencia, ni la capacidad ni la titulación adecuada”.


Pero realmente ¿cuál es la verdad?


Es necesario previamente resumir los antecedentes que originaron toda esta polémica:

1.- La Comunidad de Madrid aprobó en el año 2010 un Decreto, concretamente el Decreto 52/2010 en cuyo artículo 9 se indicaba:


Artículo 9.- El Director del centro de salud

1. Al frente de cada centro de salud habrá un Director. El puesto de Director del centro de salud se proveerá mediante convocatoria pública entre profesionales sanitarios y se ajustará a los principios de igualdad, mérito, capacidad, así como el de temporalidad. En este sentido, la continuidad como Director del centro de salud quedará vinculada a la evaluación del desempeño, entendida como el procedimiento mediante el cual se mide y valora la trayectoria profesional y el rendimiento o el logro de resultados.

2. El Director del centro de salud compatibilizará las funciones de dirección del centro de salud con las asistenciales. No obstante, cuando las características del centro o las circunstancias del puesto así lo aconsejen, el Gerente de Atención Primaria podrá eximir parcialmente al Director del centro de su función asistencial.

3. El Director del centro de salud tendrá las siguientes funciones:

a) La dirección y representación del centro de salud.

b) La organización de los profesionales y de la actividad del centro según las directrices establecidas por el Servicio Madrileño de Salud.

c) La gestión del contrato programa del centro.

d) La evaluación del desempeño y la propuesta de las medidas de incentivación.

e) La supervisión y adopción de medidas para garantizar un adecuado grado de confort y seguridad en las instalaciones del centro.

f) Facilitar una correcta y ágil atención, tramitación, contestación y, en su caso, resolución de las sugerencias, quejas y reclamaciones de los usuarios.



2.- Varias  Asociaciones de Médicos y el Colegio de Médicos de Madrid interpusieron frente a dicho Decreto un  recurso contencioso-administrativo y en concreto contra el artículo 9; su argumentación en contra del Decreto se centraron en :

            a. Según la redacción del artículo 9, “cualquier profesional sanitario” mencionados en el artículo 2 de la Ley 44/2003 de Ordenación de las Profesiones Sanitaria (LOPS) independientemente de su condición, sea o no facultativo, podrá optar al puesto de director de centro de salud, lo que carece de razones lógicas y vulnera lo dispuesto en los artículo 6,9 y 10 LOPS.

            b. El Decreto no respeta ni tiene en cuenta criterios de competencia, capacidad, conocimiento o titulación, ni el principio de actuación jerarquizada o colegiada que ha de regir las relaciones interprofesionales y de trabajo  en equipo de los diferentes profesionales sanitarios.

            c. Asimismo consideraban que el citado artículo 9 vulneraba la Disposición Adicional Décima de la LOPS, al no establecer los mecanismos concretos que han de tenerse en cuanta a la hora de evaluar el desempeño de las funciones de dirección y de los resultados obtenidos, evaluación que se efectuará con carácter periódico y que podrá suponer, en su caso, la conformación o remoción del interesado en tales funciones directivas.

 Lo que realmente prescribe la Disposición Adicional Décima es:


Disposición adicional décima Dirección de centros sanitarios
Las Administraciones sanitarias establecerán los requisitos y los procedimientos para la selección, nombramiento o contratación del personal de dirección de los centros y establecimientos sanitarios dependientes de las mismas.
Igualmente, las Administraciones sanitarias establecerán los mecanismos de evaluación del desempeño de las funciones de dirección y de los resultados obtenidos, evaluación que se efectuará con carácter periódico y que podrá suponer, en su caso, la confirmación o remoción del interesado en tales funciones directivas.

Si observamos esta argumentación de los recurrentes no hacen sino rechazar la indefinición a la hora de determinar qué profesionales estarían capacitados para ser Directores de Centros de Salud.


Hay que destacar que los recurrentes fundamentan su argumentación contra el Decreto de Madrid en base a que se vulneran los artículos 9, 10 y 11 de la LOPS, y una Disposición de esta ley que exige un procedimiento más riguroso en esos nombramientos, y son precisamente esos artículos los avalan que la dirección de una unidad sanitaria no sea requisito esencial la titulación.


3.- En la deliberación de los Magistrados hubo una gran división  tanto es así que el Presidente de la Sala decidió reunir a la Sala de la Discordia, pues había dos posiciones muy enfrentadas:


         a. Tesis del ponente de la Sentencia: En una interpretación lógica le llega a entender que, entre otros aspectos, el Director del Centro de Salud debía tener, como mínimo la condición de Licenciado en Medicina y Cirugía a la vista del párrafo 3 del artículo 9 del Decreto impugnado, le encomendaba funciones de evaluación del desempeño y para ello debía contar con los conocimientos científicos y técnicos adecuados y titulación acorde a los mismos.

         b. Tesis contraria al ponente: La propuesta de Sentencia del Magistrado ponente fue objetada por otros miembros de la Sala del Tribunal Superior de Justicia de Madrid; y entendían que el artículo 9 del Decreto 52/2010 no vulneraba los artículo 6, 9 y 10, ni lo dispuesto en la Disposición Adicional Décima de la LOPS, y en suma entendían que el precepto configuraba la figura del Director del Centro de Salud como un mero gestor administrativo, y en este sentido podía serlo cualquier profesional sanitario que se menciona en el artículo 2 LOPS:

   2. Las profesiones sanitarias se estructuran en los siguientes grupos:

a) De nivel Licenciado: las profesiones para cuyo ejercicio habilitan los títulos de Licenciado en Medicina, en Farmacia, en Odontología y en Veterinaria y los títulos oficiales de especialista en Ciencias de la Salud para Licenciados a que se refiere el título II de esta ley.

b) De nivel Diplomado: las profesiones para cuyo ejercicio habilitan los títulos de Diplomado en Enfermería, en Fisioterapia, en Terapia Ocupacional, en Podología, en Óptica y Optometría, en Logopedia y en Nutrición Humana y Dietética y los títulos oficiales de especialista en Ciencias de la Salud para tales Diplomados a que se refiere el título II de esta ley.


4.- La media verdad: Sólo los médicos pueden ser Directores de Centro de Salud, lo que a veces es la peor de las mentiras.



Lo que al Tribunal Superior de Justicia de Madrid le "chirría" más es que la evaluación del desempeño de la actividad de un médico pueda ser evaluada por otro profesional sanitario descrito en el artículo 2 LOPS ( Enfermera, Podólogo, Óptico-Optometrista, etc); es cierto que el Decreto que se impugna es harto breve para un tema de tanto calado y repercusión en una organización sanitaria; si el Decreto hubiera sido exhaustivo en su regulación seguro que el posicionamiento del Tribunal Superior de Justicia hubiera sido otro.

El Tribunal indica como TESIS FINAL: "En definitiva, si se acepta que las funciones de dirección, organización, evaluación del desempeño e incentivación de los médicos de cada Centro de Salud sean desempeñadas por el Director del Centro, siguiendo criterios de capacidad, competencia, titulación y conocimiento, dichas funciones no pueden ser realizada por cualquier tipo de profesional sanitario, sino por aquellos que ostenten la condición de Licenciado en Medicina y Cirugía."

Vuelvo a insistir en ningún momento se anula posibilidad que una Enfermera pueda dirigir un Centro de Salud; la realidad es que toda la argumentación del Tribunal parte de la parquedad del Decreto 52/2010.

Además la conclusión final que determina el Fallo, hay que ponerlo en relación con otras reflexiones jurídicas de la Sentencia (Fundamento Jurídico Tercero):

"También se ven comprometidos los arts. 9 y 10 de la Ley 44/2003, que vienen referidos a las Relaciones interprofesionales y trabajo en equipo y a la gestión clínica en las organizaciones sanitarias, pues, si legalmente, la actividad desarrollada en el centro de Salud ha de ser articulada de forma jerarquizada o colegiada, atendiendo a criterios  de conocimiento o competencia, y en su caso, al de titulación de los profesionales sanitarios, el artículo 9.1 del Decreto 52/2010 vulnera estos preceptos legales si cualquier profesional sanitario, sin distinción alguna, puede ejercer las funciones atribuidas al Director del Centro de Salud por  y por tanto los conocimientos , competencia y capacidad para ello."

"Lo mismo ocurre con las funciones de gestión clínica, entre las que se incluyen las de jefatura o coordinación de unidades y equipos sanitarios y asistenciales, que han de ser realizadas por profesionales que reúnan y acrediten los conocimientos necesarios y la adecuada capacitación, requisito que no se cumple en el supuesto de que las funciones del puesto de Director del Centro de Salud sean atribuidas a cualquier profesional sanitario, sin distinción alguna, salvo en el supuesto de profesionales que ostenten la condición de médico facultativo".



Desde mi punto de vista hay un contradicción entre estos párrafos y el que tomaron como determinante para el fallo final; pues los artículos 9 y 10 de la LOPS ya avalarían el  Decreto de la Comunidad de Madrid, aunque sí su indefinición en cuanto al procedimiento de evaluación y posible cese o remoción del puesto podría crear una excesiva discrecionalidad en los ceses de los Directores de Centros de Salud.



5.- El Tribunal Supremo ni avala, ni ratifica, ni subraya, ni indica, ni prescribe,... que sólo los Médicos puedan ser Directores de los Centros de Salud.

En la Sentencia del Tribunal Supremo de 30 de mayo del 2014 que sustanció  el Recurso de Casación que el Colegio de Enfermería de Madrid y el Consejo General de Enfermería interpusieron contra la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia que estoy comentando no entra en el fondo del asunto, sino que se queda en un análisis formal; es decir  si el Codem como el Consejo General de Enfermería pueden presentar un Recurso de Casación contra la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que anuló en parte el Decreto 52/2010 cuando en su DÍA NO PRESENTARON RECURSO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO tras su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. 

La Magistrada María del Pilar Teso ponente de la Sentencia es dura calificando la decisión de ambas corporaciones colegiales por  querer ser partes en el procedimiento y añade en la fundamentación  algunas expresiones jurídicas cargadas con gran ironía; no es objeto de este Post juzgar la motivación del Codem y del Consejo General de Enfermería en la presentación de este Recurso de Casación pero la broma va a costar a las Enfermeras la friolera de 6000 €.

Pero reitero, el Tribunal Supremo NO AVALA QUE SÓLO EL MÉDICO PUEDA SER DIRECTOR DE UN CENTRO DE SALUD.


Las ideas-claves:

1.- La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia dicta Sentencia sobre un concreto Decreto, y lo que hace es analizar si el mismo armoniza con el Ordenamiento Jurídico; el citado Decreto es excesivamente escueto, y gran parte del reproche de la sentencia está orientada en ese sentido; pero nunca la jurisdicción contencioso-administrativo usurpa la posición del ejecutivo a la hora de definir la política y menos determinar la forma como deben gestionar sus servicios sanitarios.

2.- La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia sin embargo añade unos argumentos jurídicos que contradicen el argumento que sustenta al final su sentencia porque  manifiesta:  


 "También se ven comprometidos los arts. 9 y 10 de la Ley 44/2003, que vienen referidos a las relaciones interprofesionales y trabajo en equipo y a la gestión clínica en las organizaciones sanitarias, pues, si legalmente, la actividad desarollada en el Centro de Salud ha de ser articulada de forma jerarquizada o colegiada, atendiendo a criterios de conocimiento o competencia, y en su caso al de titulación de los profesionales, el artículo 9.1 del Decreto 52/2010 vulnera estos preceptos legales si cualquier profesional sanitario, sin distinción alguna, puede ejercer las funciones atribuidas al Director del Centro de Salud y por tanto, organizar, dirigir, evaluar e incentivar a profesionales sanitarios sin reunir los conocimientos, competencia y capacidad para ello. 

Lo mismo ocurre con las funciones de gestión clínica, entre las que se incluyen las de jefatura o coordinación de unidades y equipos sanitarios y asistenciales, que han de ser realizadas por profesionales que reúnan y acrediten los conocimientos necesarios y la adecuada capacitación, requisito que no se cumple en el supuesto de que las funciones del puesto de Director del Centro de Salud sean atribuidas a cualquier tipo de profesional sanitario, sin distinción alguna, salvo en el supuesto de profesionales que ostenten la condición de médico facultativos."



Desde mi punto de vista el reproche que hace el TSJ al Decreto de la Comunidad de Madrid  es que no determina claramente qué profesionales sanitarios de los definidos en el artículo 2.2 de la LOPS y  capacitados pueden ejercer las  funciones inherentes al cargo de Director de Centro de Salud, por lo tanto el Tribunal no cierra las puertas para que una enfermera  pueda ser Directora de un Centro de Salud, sino que acoge dicha posibilidad siempre que una norma jurídica sea lo suficientemente exhaustiva para dar cumplimiento  a lo preceptuado en los artículos 9 y 10 LOPS.  Además este argumento valdría igualmente para las unidades de gestión clínica.



3.- Desde el punto de vista estrictamente jurídico y con amparo en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias la enfermera es una profesional sanitaria que podría dirigir un Centro de Salud y por supuesto una Unidad de Gestión Clínica; pero ¿habrá voluntad política para hacerlo? ¿y valentía?... me temo que NO; en estos caso es donde se demuestra la fuerza de una profesión y que en parte tiene su origen en el inexistente peso político de las corporaciones colegiales de enfermería en los núcleo de poder sanitario.



Un saludo y perdón por este post un poco largo... pero me quedaría satisfecho si interiorizas este mensaje: La ley posibilita que una enfermera sea Directora de CS y responsable de una Unidad de Gestión Clínica.

Chema Antequera.

La mejor defensa es la información.

@defensorenferme


Enlaces:



lunes, 16 de junio de 2014

LA ENFERMERÍA NO PUEDE TOLERARLO. Eduardo Marín. Enfermero expedientado por el Colegio Enfermería Zaragoza por exigir transparencia en la gestión.




JORNADAS DE APOYO EN REDES SOCIALES

#ApoyaAEduardo

Intentan sancionarlo y expulsarlo del Colegio con grave riesgo para su situación laboral.

 Motivo: Por exigir transparencia en la gestión del Colegio Enfermería Zaragoza y por el ejercicio de su libertad de expresión

Próximo 20 de Junio, 1ª Jornada de Apoyo 



Aquí tenéis la historia de EDUARDO MARÍN PARDO, un enfermero de Zaragoza, que puede llegar a convertirse en el PRIMER ENFERMERO SANCIONADO POR UN COLEGIO DE ENFERMERÍA y por unos "terribles" comportamientos como son exigir transparencia en la gestión del Colegio de Enfermería de Zaragoza y más democracia en el mismo; personalmente él y su familia están sufriendo bastante tras al apertura de nada menos que  3 EXPEDIENTES DISCIPLINARIOS COLEGIALES, y la consiguiente amenaza de perder su puesto de trabajo como Enfermero en Atención Primaria.

PERO ... QUIÉN ES EDUARDO MARÍN PRADO?


 Eduardo nació en 1971, está casado y tiene un hijo de 4 años; vive en Zaragoza, pero se Graduó en Enfermería en Cantabria en 1994, es también Especialista en Enfermería del Trabajo y el pasado año  obtuvo la Licenciatura en Derecho por la Universidad de Zaragoza; tiene más de 20 años de experiencia profesional (Cardiología, Urgencias, Medicina Interna, Oncología...); desde el año 2005 trabaja en un Atención Primaria (en el Centro de Salud Picarral, de Zaragoza). Toda esa trayectoria profesional se completa con experiencia docente en emergencias y soporte vital además en legislación sanitaria.  Igualmente es fundador de la Plataforma Enfermería Zaragoza (Facebook) y es miembro fundador y Presidente de IDE (Asociación para la Información y Defensa de la Enfermería)



¿QUÉ LE HA HECHO EL COLEGIO DE ENFERMERÍA DE ZARAGOZA?

El Colegio de Enfermería de Zaragoza, Presidido por Juan José Porcar Porcar  y la Junta Directiva cuyos integrantes podéis ver en la Web han abierto a Eduardo,  3 expedientes disciplinarios mediante las siguientes Resoluciones:  09/2014, 10/2014 y  11/2014; y uno de ellos informado favorablemente con la Comisión Deontológica



¿QUÉ LE PUEDE PASAR A EDUARDO MARÍN PRADO?

En los Expedientes Disciplinarios se califican los hechos como Muy Graves o Graves , y según los vigentes Estatutos Generales de Enfermería, le pueden inhabilitar durante muchos años según el artículo 20 de los Estatutos Generales de Enfermería  durante muchos años, e incluso llegar a perder su puesto de trabajo.  LA ENFERMERÍA NO PUEDE TOLERAR TAL INJUSTICIA.


¿POR QUÉ HAN EXPEDIENTADO A EDUARDO? ¿Es un delito exigir transparencia en las cuentas, que se cumpla la Ley de Colegios Profesionales y más democracia interna?


Los Expedientes Disciplinarios que le han abierto a Eduardo Marín carecen de todo fundamento jurídico, y bien seguro que ningún Juzgado o Tribunal los avalará; los hechos que el Colegio de Enfermería de Zaragoza considera como Faltas Graves o Muy Graves entran dentro de la libertad de expresión y del natural ejercicio de los derechos de los colegiados para que el principio de transparencia sea efectiva en los Colegios de Enfermería de España.


NO PODEMOS DEJAR SOLO A EDUARDO MARÍN PRADO, todos somos él, toda la Enfermería se juega mucho en este caso, pues si el Colegio de Enfermería de Zaragoza, su Presidente y su Junta de Gobierno ratifican los Expedientes Disciplinarios se habrá cometido una histórica injusticia y será el primer enfermero sancionado por el constitucional ejercicio de sus derechos a la libertad de expresión y por el cumplimiento del principio de transparencia que la Ley de Colegios Profesionales exige a los órganos de representación y gobierno de los Colegios de Enfermería.


¿QUÉ PODEMOS HACER?

1.- Organizar una serie de Jornadas  de Apoyo a Eduardo hasta que suspendan la tramitación de los expedientes disciplinarios y con el HT #ApoyaAEduardo

2.- Remitir mensajes (mail: enfermeria@ocez.net)  al Colegio de Enfermería de Zaragoza mostrando nuestro apoyo a Eduardo con el siguiente texto:

      ASUNTO: YO APOYO A EDUARDO MARÍN PRADO. STOP EXPEDIENTES DISCIPLINARIOS.


                    Texto:  Todo mi apoyo al Enfermero  Eduardo Marín Prado y se suspendan los Expedientes Disciplinarios de las Resoluciones 9/2014, 10/2014 y 11/2014 que injustamente se le han abierto.  Mi solidaridad con #ApoyaAEduardo

3. Ser el próximo 20 de junio activista en contra de la mordaza que quieren poner a Eduardo Marín: por su libertad como derecho de todo colegiado. No podemos tolerar que pueda perder su trabajo por buscar la transparencia en el Colegio de Enfermería de Zaragoza. Utiliza el día 20 de junio el HT #ApoyaAEduardo


¿PUEDEN HACER ALGO LOS PRESIDENT@S DE LOS COLEGIOS DE ENFERMERÍA DE ESPAÑA)

Sí, no espero voces públicas, pero sí que al  menos  los Presidentes de los Colegios de Enfermería actúen  con un silencio activo, y en consecuencia se pongan en contacto con el Presidente Juan José Porcar Porcar para que deje sin efectos los expedientes incoados, toda vez que si se ratificaran pasaría el caso de Eduardo a la más OSCURA HISTORIA DE LA ENFERMERÍA ESPAÑOLA.

Mi pequeño granito de arena a la causa del Enfermero Eduardo Marín que lucha por la transparencia en la gestión del Colegio de Enfermería de Zaragoza.  

Apoyad esta iniciativa y luchemos por STOP EXPEDIENTES DISCIPLINARIOS AL ENFERMERO EDUARDO MARÍN.


La PRIMAVERA ENFERMERA SEGUIRÁ AVANZANDO.... #PrimaveraEnfermera

Chema Antequera Vinagre.
@defensorenferme

La mejor defensa es la información.













miércoles, 28 de mayo de 2014

El Circo Sanitario: GRAN ATRACCIÓN MUNDIAL: UN PACIENTE Pasen y vean



En el último informe  de la DEFENSORA DEL PUEBLO  sobre su actividad en el 2013(pág: 266)  incluía la queja de algunos pacientes por el trato que reciben por parte de alumnos de medicina y enfermería, y así como  del resto de los profesionales sanitarios en formación; esta queja se centra en la falta de respeto de los espacios y de la intimidad que por ley tienen como pacientes, indicando además la Defensora del Pueblo que estos casos afectan al "modelo ético de atención".

Es ocioso indicar que la intimidad es un gran valor en la relación clínica y de cuidados; se encuentra además muy protegida a nivel normativa y judicial; incluso revelar datos de un paciente a terceros ajenos a la relación clínica y de cuidados supone "cargar" con todo el reproche penal descrito en el artículo 199 del Código Penal.

Como bien se indica en el informe/queja por parte de profesionales sanitarios en formación se realizan manipulaciones, exploraciones y reconocimientos que genera en los pacientes la sensación de estar ante una denigrante "exhibición pública" y sin pudor alguno dichos profesionales en formación, a veces guiados por profesionales con años de experiencia levantan la sábana a modo de Gran Telón Circense, incluso al levantar dicho telón la cara de fascinación colectivo inunda la habitación o consulta generando un cristal que les aísla del paciente/persona; la fascinación de los profesionales en formación  tiene su origen en una patología que para el paciente es un drama.

La DEFENSORA DEL PUEBLO manifiesta que este tema sigue abierto y está expectante a que el órgano adecuado dé una solución global y que pueda implantarse en todo el Sistema Nacional de Salud; es necesario que este problema sea evaluado y corregido mediante la incorporación de unas variables necesarias en los protocolos asistenciales:

1.- Identificación de todos los profesionales en formación que accedan a realizar algún acto clínico o de cuidados.

2.- Entrar en las habitaciones  no como los ñúes en sus migraciones, sino de forma ordenada y reconocer el "espacio vital íntimo" de los pacientes. 

3.- Reconocer el derecho de los pacientes a negarse a reconocimientos por parte de los profesionales sanitarios en formación, y estoy seguro que con una buena información y respeto de la intimidad de los pacientes ninguno se negará  a que en su atención participen profesionales sanitarios en formación.


Este Post tiene un objetivo: reseñar el posicionamiento de la Defensora del Pueblo ante el menoscabo del "modelo ético de atención" por conductas inadecuadas de los profesionales sanitarios en formación y además la identificación de dichas conductas como un problema que requiere ser corregido.

Pasen y vean... pero con respeto... El paciente no deja la intimidad, ni el resto de los derechos fundamentales a la puerta del hospital. Ahora cada uno debe mirarse y mirar a su alrededor...

Hasta la siguiente parada.


Chema Antequera Vinagre.

@defensorenferme

La mejor defensa es la información.

viernes, 28 de febrero de 2014

¿Pueden los MIR, EIR,... acceder a historia clínica de pacientes o es necesario su consentimiento?




Hace un par de días    me hacía una pregunta relacionada con el acceso a la Historia clínica de MIR y EIR cuando están en su período de formación:


 Pueden los y cometer intromisión ilegítima en intimidad de si éstos no han dado autorización? .


Esta duda tenía su origen en el último informe del LA DEFENSORA DEL PUEBLO de todas sus actuaciones del año 2013; en dicho informe en la página 266 se puede leer: 

Entre otros supuestos planteados, destaca la necesidad de armonizar la 
formación de especialistas en ciencias de la salud y el respeto a la personalidad, 
dignidad e intimidad de las personas atendidas por profesionales en período de 
formación. Algunos de los pacientes perciben esta práctica como una intromisión 
ilegítima en su esfera íntima y personal, en la medida en que, sin conocer su identidad 
y sin su previa autorización, efectúan (no siempre con la pericia debida) 
reconocimientos, manipulaciones e intervenciones corporales, que proyectan la 
impresión de cierta exhibición pública. El Ministerio de Sanidad ha señalado que la 
cuestión será debatida en la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de 
Salud, por lo que la actuación sigue abierta (12035023). 


Un aspecto que llama en positivo  es que la Defensora del Pueblo considera muy relevante reforzar los mecanismos de tutela de la intimidad y la dignidad de los pacientes en la atención sanitaria cuando son atendidos por especialistas sanitarios en formación;  pues la actuación/intervención sigue abierta hasta que haya una solución adecuada por los órganos competentes del SNS; si bien las quejas se refieren también a cuestiones como el reconocimiento, las manipulaciones... yo voy a centrar mis sumarias reflexiones sobre la siguiente pregunta:

- ¿Pueden los MIR y EIR cometer intromisión ilegítima en la intimidad del paciente si estos no han dado autorización?: 


    No voy a extenderme en exceso pero la pregunta de  me ha animado a extenderse un poco más de los 140 caracteres de Twitter.   Desde mi punto de vista NO COMETEN INTROMISIÓN ILEGÍTIMA los MIR o EIR que acceden a la historia clínica de los pacientes sin que haya un autorización expresa por parte de los mismo; baso mi criterio en:

1.- Una de orden práctico, pues el esfuerzo que habría que realizar en las organizaciones sería tan descomunal que la situación iría incluso en perjuicio de los pacientes; en este caso como en otros similares es bueno no caer en dogmatismo sobre el consentimiento informado; ya en alguna ocasión la Audiencia Nacional ha rectificado sanciones de la Agencia Española de Protección de Datos indicándole que "ojo" que una interpretación muy rigorista de la norma puede hacer que la vida social sea imposible.

2.- La norma que regula la relación laboral especial de los MIR y EIR es REAL DECRETO 1146/2006 dejaría clara la legitimidad del acceso  pues prescribe unos derechos de los MIR y EIR y en concreto se enuncian en el artículo 4 del citado Real Decreto

3.- Además el artículo 13.2 del Real Decreto 1146/2006 remite en materia disciplinaria (en concreto al artículo 72. 2, 3 y 4 del Estatuto Marco del Personal Sanitario asimilando a los  MIR y EIR al personal estatutario (en concreto el artículo 72.2.c califica la falta de respeto a la intimidad de los pacientes como falta muy grave). Es obvio que presupone la posibilidad de acceso a la totalidad de la historia clínica.

4.- El vínculo laboral especial unido al cumplimiento de un programa formativo de la especialidad obliga a que el MIR y EIR adquieran paulatinamente autonomía profesional dentro de la organización  y asuma las responsabilidades propias de su especialidad (artículo 20 LOPS), lo que hace inevitable la razonabilidad de pleno acceso a la Historia clínica por ser el instrumento esencial para la atención de los pacientes.


5.-  El artículo 16.2 y 2 Ley 441/2002 de Autonomía del Paciente designa a los titulares del uso de la HC a los profesionales asistenciales (los MIR y EIR son profesionales asistenciales con una relación laboral especial) y por lo tanto tienen derecho al acceso a la HC. Es muy ilustrativo el contenido del artículo 16.2 y 3:

1. La historia clínica es un instrumento destinado fundamentalmente a garantizar una asistencia adecuada al paciente. Los profesionales asistenciales del centro que realizan el diagnóstico o el tratamiento del paciente tienen acceso a la historia clínica de éste como instrumento fundamental para su adecuada asistencia.

2. Cada centro establecerá los métodos que posibiliten en todo momento el acceso a la historia clínica de cada paciente por los profesionales que le asisten.


Por lo tanto los MIR y EIR pueden acceder a la HC de los pacientes, no siendo necesario el consentimiento de los mismo para que aquellos puedan acceder a los datos sanitarios. 

Hasta aquí mis sumarias reflexiones.


Cuestiones diferentes son:

1. El derecho que tiene el paciente a saber nombre, categoría, titulación, especialidad,... según el artítulo 5.1. e de la LOPS.

2. La  necesaria revisión de los protocolos de atención de paciente por EIR, MIR, y alumnos de Medicina y Enfermería para GARANTIZAR LA DIGNIDAD E INTIMIDAD DE LOS PACIENTES, no es bueno que un paciente tenga la sensación de ser una "atracción circense". Y en este punto está claro que la Defensora del Pueblo está vigilante para que se dé una satisfactoria solución.


Estos últimos puntos darán para otra Entrada... fijo.

Chema Antequera Vinagre.

@defensorenferme

La información es la mejor defensa.



lunes, 24 de febrero de 2014

Precariedad laboral sanitaria y responsabilidad penal: absolución enfermera que administra por error Mettergin a RN.






Durante varios meses he seguido con interés el caso de la Enfermera en El Ferrol contratada dos días pues los pronunciamientos absolutorios tanto del  Juzgado de lo Penal número 2, Ferrol, dictando Sentencia el 3 de mayo del 2013, como de la Audiencia Provincial, A Coruña, de 30 de diciembre del 2013; estos dos pronunciamientos  son importantes porque:

1.- Ilustra de forma clara que no todo error sanitario con daño a un paciente es sinónimo de responsabilidad penal.

2.- Indica que la organización sanitaria que de forma inadecuada y precaria organiza un servicio debe asumir la responsabilidad por los daños y no sus profesionales sanitarios, cuando es aquella gestión la que crea la condiciones óptimas para que surjan errores; y sí al menos debe aminorarse dicha responsabilidad penal.




Este caso tiene importantes connotaciones en el contexto actual de recortes sanitarios pues el gran debate del caso es: 

- Si una enfermera contratada 2 días, trabajando en un servicio que desconocía, en definitiva en situación de precariedad laboral, si comete un error debería ella responder personalmente (responsabilidad penal) o debe ser el servicio sanitario creador de estas situaciones de riesgo para los pacientes el que debe responder.  La respuesta tanto del Juzgado como de la Audiencia Provincial es que debe asumir la responsabilidad el servicio público que consiente estas situaciones de precariedad e inseguridad laboral.


El Ministerio Fiscal argumentaba  "que un servicio de asistencia establecido de un modo defectuoso no debe exculpar la negligencia individual de la imputada"; el Ministerio Fiscal pedía una condena de DOS AÑOS Y MEDIO y CINCO AÑOS DE INHABILITACIÓN PROFESIONAL.

LOS HECHOS QUE SE DECLARARON PROBADOS EN EL ACTO DEL JUICIO.

(Es aconsejable una lectura pormenorizada de los mismos).


"Sobre las 13.53 horas del día 20 de noviembre de 2010, en la planta de obstetricia del Complejo Hospitalario del Ferroo, se inicia la inducción al parte de Carmen quien un día antes había ingresado en el citado centro hospitalario.  Después de pasar varias horas en la sala de dilatación, Carmen por orden la Ginecóloga de Guardia teresa fue traslada al paritorio donde bajo la dirección de la citada profesional se le realizaría un parteo instrumental medainte ventosa todo bajo la presencia y con la asistencia de Enrique (ginecólogo), Carmina (matrona), Teresa (Pediatra), Enriqueta (Aux Enfermeria) y la  Enfermera imputada.

Sobre las 20.15 h nació Susana, la cual, por indicaciones de la ginecóloga que dirigía el parte, fue entregada a la pediatra  para realizar las exploraciones pertinentes a la recién nacida. Después del alumbramiento de la placenta, dentro del paritorio y en ubicación distinta en la que se encontraba la menor la madre sufrió un sangrado más abundante de lo habitual. En un momento dado la Ginecóloga actuante indicó a la matrona que se le administrara el medicamento llamado "Methergin". En ese momento hallándose en la puerta del quirófano la Enfermera imputada, se ofreció para ir a buscar el medicamento. La matrona accedió y le indicó que lo fuera a buscar el medicamento; la Enfermera cogió el medicamento de la nevera sita en la sala anexa al paritorio, destinada a cuidados del RN. Al regresar a la sala de parto se cruzó con la matrona, que abandonaba el paritorio y le preguntó si el medicamento era "para el peque". la matrona le indicó que la pinchara en el muslo, señanado el suyo propio. Accedió a la sala de parto e inyectó el medicamento al recién nacido ene l musclo derecho. Como quiera que el sangrado de la madre no cesaba, la ginecóloga preguntó si se le había administrado el "Methergin". La Enfermera contestó que se lo había inyectado al RN; fue entonces cuando se procedión al traslado de la menor a la UCI pediátrica del centro en la que permaneció hasta su fallecimeinto a las 21.30 horas del día 21 de noviembre a causa de una isquemia miocárdica por posible vasoespasmo coronario secundario  a la administración de "Methergin". A consecuencia de lo ocurrido la Madre sufrió un trastorno adaptativo con síndrome de ansiedad del que alcanzó la estabilización lesional en 122 días, de los cuales 72 días fueron impeditivos para sus ocupaciones habituales".



Lo que indica el Juzgado de lo penal:




- El fatídico error existió y fue cometido por la acusada pero su conducta no resulta penalmente relevante por no haberse acreditado la concurrencia de culta o imprudencia profesional en el sentido expuesto, no PUDIENDO RESPONDER POR LA DEFICIENTE GESTIÓN DE LOS RECURSOS HUMANOS QUE PUDIERA ATRIBUIRSE AL CENTRO MÉDICO al asignar a personal de enfermería no especializado a una unidad para la que las enfermeras reciben formación específica.



Lo que indica la Audiencia Provincial


- Es evidente que se produjo un lamentable error en el servicio prestado a la parte perjudicada, produciéndose un resultado lesivo tan anormal, que debe determinar una responsabilidad objetiva por un más que defectuoso servicio, pero a exigir en otra jurisdicción, y, consideramos que no el presente ámbito penal, no es dable hacer recaer esta responsabilidad sobre la imputada, aunque ella haya sido la ejecutora material del fatal desenlace producido.

- Del equipo que estaba en el Parto era la menor cualificación y experiencia, pues era una contratada por sustitución de 2 días.

- Cabe la posibilidad que hubiera una orden equivocada de administración de Methergin.

- Es razonable que la Enfermera imputada también entendiera que el Methergin fuera para el RN pues se encontraba en la Sala de los recién nacidos.

- Es evidente la falta de experiencia y de supervisión de un personal que es contratado de una forma puntual, sin que sea objeto de un especial control o supervisión en su actuación par parte de los otros responsable de la intervención. 

- Se afirman en los recursos, en este caso del Ministerio Fiscal que un servicio de asistencia establecido de un modo defectuoso no debe exculpar la negligencia individual de la imputada, pero consideramos que ello debería, como se infiere de lo que se razona por la sentencia de instancia, aminorar la gravedad de la negligencia de la imputada, que cometería en un sistema, que repetimos, permite este tipo de incidentes al establecer una forma de asistencia sanitaria por contratación puntual y urgente.



A modo de conclusiones:


1.- Son dos sentencias muy relevantes para el conjunto de los profesionales sanitarios, en este caso ha sido una enfermera pero sus pronunciamientos pueden ser extrapolables a otros profesionales sanitarios, y sobretodo para aquellos en una clara situación de precariedad e inseguridad laboral con unos contratos a todas luces generadores de riesgo para los pacientes  y usuarios de los servicios de salud.

2.- La Audiencia Provincial reprocha el criterio del Fiscal; éste entiende que un servicio de asistencia sanitaria defectuoso no puede limitar la responsabilidad penal de la Enfermera; sin embargo la Audiencia Provincial indica de forma muy nítida que una gestión inadecuada, deficiente y defectuosa de un servicio sanitario debe aminorar e incluso hacer desaparecer la responsabilidad penal de los profesionales sanitarios por actos que comete en una institución que permite unos incidentes con daño a pacientes por establecer una forma de asistencia sanitaria basada en la contratación puntual y urgente.

3.- Esta Sentencia es muy ilustrativa para los directivos sanitarios pues estos procedimientos pueden poner en peligro la salud de los pacientes; yo aconsejaría a aquellos que tuvieran en cuenta artículo 145 de la Ley 30/1992

4.- Es triste que las organizaciones aprendan tras ocasionar terribles daños como en este caso, pues desde que ocurrió el fallecimiento del menor en dicha unidad de forma estable permanecen 2 matronas y las medicaciones se han ubicado en otras zonas más adecuadas para minimizar los errores.

5.- Aconsejo que todo el personal de Enfermería en situación de contratación en precario tenga estas sentencias muy a mano no solo para conocer  esta realidad jurídica, sino también como argumentario cuando directivos de enfermería y de otros ámbitos tomen decisiones en el ámbito de los RRHH similares al enjuiciado en las Sentencias del Juzgado de lo Penal y de la Audiencia Provincial.

6.- Aunque haya una absolución de la Enfermera, el fallecimiento de un RN es un hecho terrible para sus padres y el resto de la familia; por lo tanto aunque haya absolución el reproche sigue en su plena intensidad pero la vía penal no es la adecuada sino es más razonable la vía de la responsabilidad patrimonial de la Consejería en donde los padres serán indemnizados pero seguro que su dolor  en modo alguno minimizado.




Disculpad la extensión y quizás densidad de la  Entrada, pero he considerado necesario extenderme un poco.

Chema Antequera Vinagre.

@defensorenferme


La mejor defensa es la información.
Referencia Sentencia Absolutoria:  AUDIENCIA PROVINCIAL. A CORUÑA, DE 30 DICIEMBRE DEL 2013 (en esta sentencia no aparecen los hechos pues se dan por reproducidos, los declarados probados son los que aparecen en esta entrada).

Referencias en Prensa:

1.- EUROPA PRESS

2.- LA VOZ DE GALICIA